MOMENTOS FELICES

¡TU CREATIVIDAD ENCENDERÁ LA MAGIA DE LOS MOMENTOS FELICES!

Los faroles son una tradición que nace en el antiguo imperio romano y que ha iluminado desde ese entonces la llegada de la Navidad en nuestros hogares.

Hoy te invitamos a darle una nueva luz a esa tradición, a usar materiales que tienes en tu casa y crear en familia tus propios faroles.

¡Anímate, es muy fácil!

Faroles con latas

Reutiliza las latas viejas de verduras, frutas o legumbres que tengas en casa para darle a tu día de las velitas un toque de modernidad.

Materiales

  • Latas
  • Trapo
  • Lápiz y papel
  • Adhesiva
  • Clavos
  • Martillo
  • Alicates pequeños
  • Alambre
  • Pintura en espray
  • Arena
  • Bolsa de plástico con cierre
  • Vela con pilas

Pasos

  1. Limpia bien la lata retirando cualquier resto de etiqueta o de pegamento.
  2. Rellena la lata de arena húmeda y mete en el congelador durante toda la noche para que conserve su forma mientras la decoras.
  3. Dibuja en una hoja de papel el diseño que quieras hacer en la lata
  4. Pega la composición alrededor de la lata.
  5. Llena una bolsa con cierre hermético con arena y asienta sobre ella la lata.
  6. Utiliza un clavo y un martillo para hacer la composición que tiene sobre el papel. No te olvides de hacer unos agujeros cerca de la boca para poder colocar un asa.
  7. Cuando tengas hecho el dibujo sobre la lata vacíala.
  8. Pinta con pintura en aerosol. Deja secar.
  9. Usa un alambre para hacer un asa decorativa para tu farolillo casero.
  10. Ubica la vela y enciéndela.

Faroles de papel

Decora tu casa y dale la bienvenida a la Navidad con estos faroles, una manualidad muy sencilla que te tomará solo unos minutos.

Materiales

  • Papel de manualidades rojo y amarillo
  • Cinta adhesiva de doble
  • Regla
  • Cúter

Pasos

  1. Recorta dos rectángulos de papel de un color, uno tiene que ser cinco centímetros más grande que el otro.
  2. Coloca el papel de mayor tamaño en horizontal. Haz dos solapas, una en la parte superior y otro en la inferior del papel.
  3. Con ayuda de una regla y un bisturí haz cortes verticales a lo largo de todo el papel, sin llegar a las solapas que has doblado. Pega las pestañas del rectángulo que has cortado sobre el que permanece liso.
  4. Enrolla el papel hasta crear un cono.
  5. Pega los extremos.
  6. Decora con una cinta de colores en los extremos superior e inferior.
  7. Haz un asa del mismo color.

¡Enciende en tu hogar tus buenos momentos y compártelos con nosotros!